Hilos Tensores: Nueva Tendencia Estética de Lifting Facial y Rejuvenecimiento sin Cirugía

Actualmente, la demanda de las mujeres por realizarse diferentes procedimientos estéticos que, anteriormente, requerían cirugía es cada vez más alta lo que puede deberse a factores como los avances tecnológicos y la variedad de facilidades económicas que ofrece el mercado de la estética. Sin lugar a dudas, el portafolio de servicios continúa creciendo debido a la cantidad de productos, tratamientos y metodologías para realizar procedimientos estéticos, como los Hilos Tensores.

Conoce más información sobre nuestro Tratamiento con Hilos Tensores

Rompiendo en innovación, el Tratamiento con Hilos Tensores (procedente de Japón) es una técnica que se emplea para reafirmar el rostro o cuello en minutos y sin dolor, ya que los hilos están hechos de un material biocompatible (que tolera por el organismo humano) que se llama Polidioxanona, que además es de fácil absorción por las células del área a mejorar.

La Polidioxanona fue usada durante varios años como material de sutura para cirugías cardiacas, y por tal razón empezó a utilizarse en procedimientos de lifting facial, dado que no producía ninguna clase de efectos secundarios.

El tratamiento se aplica al entretejer una especie de malla de hilos de tensión alrededor de la zona que se quiere reafirmar, insertando cerca de 20 de ellos en la piel de la paciente con unas agujas o cánulas de tamaño leve.

¿Quieres revitalizar tu rostro? Descubre cómo puedes hacerlo con nuestro Tratamiento

En aproximadamente 30 minutos, el procedimiento termina, aunque es importante tener en cuenta la edad, fisionomía y grado de flacidez de la paciente.

A pesar que se requiere un poco de anestesia para aplicar la técnica correctamente, al procedimiento se le considera ambulatorio pues no requiere hospitalización; no obstante, pueden presentarse síntomas como enrojecimiento de la piel e inflamación, pero en proporciones leves.

Muchos profesionales en cirugía coinciden en afirmar que esta técnica es rápida, segura y eficaz; además, destacan la reactivación de la producción natural de colágeno como beneficio del lifting con hilos tensores.

Puede aplicarse con distintos propósitos como desvanecer pequeñas arrugas o tersar completamente grandes secciones como los pómulos. Su efecto es inmediato. Sus resultados se pueden apreciar también rápidamente, considerando que tiene una duración de 18 meses apróximadamente dependiendo del cuidado que la persona tenga de su salud. Su gran ventaja por tratarse de un procedimiento ambulatorio de no causar ausencias laborales o interrupciones en las actividades diarias de las pacientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *