7 Formas de Mejorar tu Belleza Interna

Los expertos dicen que ese brillo interior que te hace sentir bien, y hace sentir bien a quienes te rodean, puede ser cultivado. Aquí te tenemos siete rasgos que pertenecen a la mezcla, y si los practicas, irradiarás belleza en todas las formas correctas, tanto para ti como para quienes te rodean.

Vuelve a Sentirte Joven en tan Solo 9 Días

  1. Enderézate

¿Qué le da presencia tanto a pequeñas bailarinas, como a profesoras de yoga y a las mujeres en general? La postura es uno de los factores a tener en cuenta, pero no es estar recta como un árbol, sino tener una postura flexible y relajada que mantenga sana tu columna y evite que te veas acabada y decaída. Es más sano para tu espalda, y a la vez más divertido, que seas una espiga alta hondeando con el viento que una cerca recta y enterrada al suelo. Siente esa sensación parándote con ambos pies juntos y tus rodillas flexionadas solo un poco; afirma tu abdomen, relaja tus hombros y mantente firme manteniendo la cabeza y el cuello alineados con los hombros; deja que tu columna se curvee naturalmente y con gracia. Ahora eres, instantáneamente más alta, más delgada y más segura.

  1. Ríe a menudo

Tener la voluntad para celebrar la gracia del día a día y la propia, sin malicia ni sarcasmo, le da a la vida un tono más colorido. El humor alivia la tensión, hace ameno lo profundo y desagradable, y nos conecta; además, la risa puede mejorar el riesgo de un infarto por hasta un sorprendente 40%, y ayuda a tu cuerpo a procesar mejor el azúcar en sangre. Aprecia el lado ligero de la vida y vivirás una vida más prolongada, dicen estudios. No tienes que ser comediante para repartir alegría a todos, tu sentido del humor es tan único como tus huellas dactilares, y alentar el tuyo enriquece al mundo. Imagina el sentido del humor como un músculo que puede ser ejercitado de vez en cuando.

  1. Conéctate con la alegría

Tal vez lo hayas sentido después de una caminata a media tarde en la playa, dando la mano a un pequeño, en una maratón, o mientras trabajas en una parte de tu trabajo que amas; el tiempo se detiene, el mundo a tu alrededor se desvanece y estás presente, estás involucrada, estás viva. Esa dicha, ese sentimiento de ser puro que da satisfacción profunda y verdadera nos cambia para mejor. No es algo que puedas medirlo o definirlo, pero sabes cuando lo tienes; y, aunque parezca increíble y sin decir una palabra, otros también lo saben. La buena noticia es que todos podemos llegar allí, solo empieza por notar las pequeñas cosas que te dan satisfacción de verdad.

  1. Di “gracias”

Había una vez, cuando la gratitud tenía la fama de ser patética, algo que las mamás te obligaban a hacer, pero los investigadores, y las personas en general, están empezando a entender porqué sentir gratitud expande la sensación de bienestar y esto repercute en el mundo. Sentirse agradecido incrementa la sensación de optimismo, reduce el dolor y la fatiga, incrementa el desempeño en la escuela y el trabajo y estimula el entusiasmo, la determinación, el estado de alerta y la atención. Como resultado, la gratitud puede ser el impulso que impulse tu matrimonio, que te conecte más a las personas y te inspire a ser un mejor amigo, compañero, vecino y familiar. También involucre la voluntad de reconocer la bondad de las personas a tu alrededor y de responder con palabras gentiles, esto no solo levanta tu espíritu, sino el de otros.

  1. Diviértete (más)

Deslízate en un arroyo con chanclas, pasa la tarde en un parque de diversiones, sal a bailar, llama a tus mejores amigos y vayan a escuchar su música favorita; tu misión es divertirte como de niños y que esa sea tu prioridad, porque a veces la mejor forma de expresar la belleza interna es una sonrisa incontrolable. Lo sabemos, la vida se vuelve seria a medida que aumentan las responsabilidades en la adultez, pero el mejor antídoto no está al fondo de un vaso de vino, ni en un baño de burbujas, ni en un libro. Consulta con tu niño interior cuando nada de eso funcione, y tendrás un destello en los ojos, una gracia al caminar y una reputación de persona que sí sabe pasarla bien.

9 Días para Recuperar tu Juventud y Belleza

  1. Sé generoso

Sé tutor voluntario, dona para una buena causa, da una mano y tendrás una recompensa enorme. Lo primero va a ser una “borrachera de ayudador”, una combinación de químicos en tu cerebro que te harán sentir muy bien cuando llames a la grúa para una familia que está atorada en la carretera o cuando seas voluntario en la construcción de casas para personas menos favorecidas. Ayudar también activa áreas del cerebro que son cruciales para planear y organizar tu vida diaria. Incluso puedes extender tu vida: En un estudio, ¡los voluntarios vieron un declive de hasta 60% en su tasa de mortalidad! No importa si es un evento de un solo día con amigos o ayudar en tu barrios, lo que cuenta es reconocer, y compartir, los regalos que te ha dado la vida, esa es belleza de verdad.

  1. Practica la autenticidad

La autenticidad se trata del balance: puedes actuar en favor de lo que buscas, honrar al otro y reconocerlo como igual, esto significa un reconocimiento y respeto propio para actuar en pro de tus prioridades, y encontrar la forma amable y cordial, de hablar con sinceridad. Esto es un proceso que puede durar una vida, no un proyecto de auto-mejora de un solo día. Empieza por buscar las áreas de tu vida que se alinean con tus valores, y las que no. Las cosas que dibujan la línea entre autenticidad y un festejo al ego son un grupo de células cerebrales brillantes llamadas “neuronas espejo”. Ellas son la razón por la que bostezas cuando tu pareja bosteza, o por la que te da frío cuando tu niño sale sin abrigo en invierno. Lo grandioso acerca de las neuronas espejo es que, prácticamente, aseguran la conexión humana al crear empatía. Notar y actuar en base a estos sentimientos comunes son el esbozo de la Amistad y comunidad, son la autenticidad en acción y, por extensión, la forma más verdadera de belleza que hay.

 

Traducido y Adaptado para Centro Dvinci de 7 Ways to Reveal Your Inner Beauty